Inicio Facebook Twitter Rss Agregar a Favoritos Contacto

www.reumatologia.org.ar

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
Artículos Destacados
 

Titulo: "Treatment failure in osteoporosis".

Autores: A. Diez-Perez, J. D. Adachi, D. Agnusdei, J. P. Bilezikian, J. E. Compston, S. R. Cummings, R. Eastell, E. F. Eriksen, J. Gonzalez-Macias, U. A. Liberman, D. A. Wahl, E. Seeman, J. A. Kanis, C. Cooper for the IOF CSA Inadequate Responders Working Group.

Osteoporos Int
DOI 10.1007/s00198-012-2093-8

Clic aquí para acceder al artículo completo.

Abstract
Summary: Guidelines concerning the definition of failure of therapies used to reduce the risk of fracture are provided.

Introduction: This study aims to provide guidelines concerning the definition of failure of therapies used to reduce the risk of fracture.

Methods: A working group of the Committee of Scientific Advisors of the International Osteoporosis Foundation was convened to define outcome variables that may assist clinicians in decision making.

Results: In the face of limited evidence, failure of treatment may be inferred when two or more incident fractures have occurred during treatment, when serial measurements of bone remodelling markers are not suppressed by antiresorptive therapy and where bone mineral density continues to decrease.

Conclusion: The provision of pragmatic criteria to define failure to respond to treatment provides an unmet clinical need and may stimulate research into an important issue.

Osteoporos Int


Experto invitado:
Dr. Jorge Eduardo Jacobo
Médico Clínico y Osteólogo
Centro de Estudios de Osteoporosis
Comodoro Rivadavia, Chubut


"Falla del tratamiento en Osteoporosis"
Posición oficial del Comité de Expertos de la International Osteoporosis Foundation (IOF).
Fecha de publicación: 27 de Julio 2012.
Referencia bibliográfica: Osteoporos Int DOI 10.1007/s00198-012-2093-8


Esta Posición Oficial de la IOF vino a responder o intentar responder una gran cuestión en el tratamiento de los pacientes con osteoporosis: ¿Cuándo podemos decir que fracasó?

Mediante algunas recomendaciones fáciles de evaluar podremos ver qué pasó con nuestros pacientes.

Los autores resaltan que la evidencia es limitada y que haría falta más investigación en este campo pero puedo asegurar que, en lo personal, me resultó un trabajo muy útil en la práctica diaria asistencial.

Los tres ítems a considerar son:
- Presencia de nuevas fracturas.
- Marcadores de turn over óseo que no responden adecuadamente.
- Cambios insuficientes en la Densidad Mineral Osea (DMO).

Estos ítems deberían ser tomados en cuenta descontando la buena adherencia al tratamiento, que sigue siendo la primer causa de fracaso en el mismo, y habiendo descartado las causas secundarias de osteoporosis.

Brevemente podríamos decir que el tratamiento falló:
1. Si ocurrieran dos o más fracturas, excluyendo manos, cráneo, dedos, pies y tobillos (que son los sitios de peor respuesta terapéutica).
2. Si los marcadores de resorción ósea no descienderan un 25 % con respecto al pretratamiento cuando se usan antiresortivos o un aumento si se usaran agentes anabólicos óseos (Teripartide, Ranelato de Estroncio?)
3. Si la DMO no aumentara superando el Cambio Menos Significativo de cada centro (LSC, Least Significant Change). Si no existiera esta referencia se puede utilizar un valor del 5 %. Este cambio debe ser observado en dos mediciones seriadas. Los autores no hacen referencia al intervalo entre ellas, personalmente creo que deberían ser hechas como mínimo con un año de diferencia para poder asegurar que el cambio observado ocurrió y no se debe a nuestro error de trabajo.
4. Las caídas son un importante factor en la ocurrencia de fracturas, deberían ser tomadas en cuenta al analizar la respuesta al tratamiento.

Finalmente, si hubiera fracasado, ¿qué podríamos hacer?
Aquí los autores resaltan también la falta de evidencia pero usando comparaciones indirectas o variables sustitutas se pueden indicar tres reglas generales:
1. Un antiresortivo débil puede ser sustituído por uno más potente.
2. Una droga oral que falla puede ser reemplazada por una droga inyectable.
3. Un antiresortivo fuerte que falla podría ser reemplazado por un agente anabólico.

Los autores concluyen que una minoría significativa de los pacientes fracasan en el tratamiento, las causas son poco claras hasta ahora. En algunos casos sucede porque la disrupción ósea es muy severa, en otros porque el tratamiento elegido fue inadecuado, fallando en llegar a los sitios de remodelado óseo.

Y un último concepto importante es que ningún tratamiento elimina por completo el riesgo de fractura, lo disminuye en diferentes porcentajes según la droga utilizada por lo tanto se debe ser cuidadoso al asumir que el tratamiento indicado ha fracasado.


Texto completo:
Clic aquí.
¿Comentarios u observaciones adicionales? Apreciamos su opinión.

 
 
Image
 
 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información Institucional . Servicios . Directorio de Socios . Actividades Científicas
Publicaciones . Investigación . Becas . Galería de Fotografías . Enlaces Relacionados
Desarrollado por:
Callao 384 Piso 2 Dto 6, CABA, Buenos Aires, Argentina. (C1022AAQ)
Tel: (+54 11) 4371-1759/1643