Inicio Facebook Twitter Rss Agregar a Favoritos Contacto

www.reumatologia.org.ar

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
Artículos Destacados
 

Título: "Overweight decreases the chance of achieving good response and low disease activity in early rheumatoid arthritis"

Autores: Maria E C Sandberg, Camilla Bengtsson, Henrik Källberg, Annmarie Wesley, Lars Klareskog, Lars Alfredsson, Saedis Saevarsdottir.

Ann Rheum Dis 2014;73:2029–2033
doi:10.1136/annrheumdis-2013-205094

Clic aquí para acceder al artículo completo.

Abstract:

Aim
To investigate whether overweight/obesity at diagnosis affects the chances of decrease in disease activity and pain in early rheumatoid arthritis (RA).

Method
We investigated incident RA cases from the population-based Epidemiological Investigation of risk factors for Rheumatoid Arthritis (EIRA) study (2006– 2009, N=495) with clinical follow-up in the Swedish Rheumatology Quality Register. At diagnosis, 93% received disease-modifying antirheumatic drugs (DMARDs) (86% methotrexate). The odds of achieving a good response according to the DAS28-based European League Against Rheumatism (EULAR) criteria, low disease activity (DAS28<3.2), remission (DAS28<2.6) or pain remission (visual analogue scale ≤20 mm) at 3- months and 6-months follow-up, were calculated using logistic regression, adjusting for potential confounders.

Results
Significant dose-response relationships were found between Body Mass Index (BMI) and change of disease activity as well as pain at both time points. Patients with BMI ≥25 had 51% lower odds of achieving low disease activity (odds ratio (OR=0.49 (95% CI 0.31 to 0.78)) and 42% lower odds of remission (OR=0.58 (95% CI 0.37 to 0.92)) at the 6-months visit, compared to normal-weight patients. This effect was also present at 3 months, where we also found a 43% decreased odds of pain remission (OR=0.57 (95% CI 0.37 to 0.88)). No effect modification was found for anti-citrullinated protein antibody (CCP)-status, sex, prednisolone treatment or DAS28 at diagnosis.

Conclusions
Overweight at diagnosis significantly decreases the chance of achieving good disease control during the early phase of RA.


Experta invitada:
Dra. Josefina Molina

La obesidad es uno de los mayores problemas de salud mundial, estimándose, aproximadamente, una prevalencia de obesidad/sobrepeso mundial del 35%. Asociada con un incremento de este problema en la presencia de diversos factores de riesgo de muchas enfermedades crónicas, incluyendo enfermedades reumáticas autoinmunes. Esto podría explicarse debido a que el tejido adiposo es un gran productor de citoquinas proinflamatorias llamadas adipoquinas que podrían jugar un rol en el desarrollo de artritis reumatoidea (AR) así como también en la progresión y persistencia de severidad de la enfermedad y menor respuesta al tratamiento.

El objetivo de este estudio fue determinar si la masa corporal total (MCT) al diagnóstico afectaba el buen control de la enfermedad, evaluado por DAS28 y dolor a los 6 meses en pacientes con AR temprana.

Este es un estudio realizado en pacientes con AR temprana del registro Swedish Epidemilogical Investigation of risk factors for Rheumatoid Arthritis (EIRA), durante el período de 2006 a 2009. Del total de 786 pacientes incluidos en el registro EIRA, se incluyeron en este estudio 495 pacientes y de estos se excluyeron 291 pacientes por diferentes causas.

Se determinó la masa corporal total (MCT) al diagnóstico como medida dicotómica: sobrepeso: si o no, determinado por MCT: menor y mayor o igual a 25 kg/m2, pero también se determinaron las diferentes categorías, es decir, peso normal: <25 kg/m2, sobrepeso: 25 – 30 kg/m2 y obesidad: ≥30 kg/m2 según la OMS para investigar una potencial relación peso-respuesta.

Como medidas de evolución se determinaron los niveles y cambios en DAS28 y EVA del dolor en varias consultas consecutivas (basal, a los 3 y a los 6 meses del diagnóstico). Así también, según recomendaciones EULAR/ACR, baja actividad de la enfermedad (DAS28 ≤3.2), remisión de la enfermedad (DAS28 ≤2.6) y buena respuesta (DAS28 ≤3.2 y una disminución del DAS28 >1.2). Específicamente, se evaluó un descenso del DAS28 mayor a la mediana de la población. Además, se investigó el efecto de la MCT sobre los componentes del DAS28; el buen control de la enfermedad determinado por remisión del dolor (≤20 mm sobre una escala visual análoga de 100 mm) y un descenso del EVA del dolor mayor que la disminución mediana. Finalmente, se evaluó una disminución en el HAQ mayor a la disminución mediana.

Los resultados obtenidos mostraron una MCT mediana de 24.8 en los pacientes con AR, de los cuales, el 85% recibió metotrexato y el 69% otros DMARS. Los pacientes con sobrepeso en genral (MCT ≥25 kg/m2) tuvieron 33% menor posibilidad de alcanzar una baja actividad al tercer mes comparados con aquellos con peso normal y esto fue similar al evaluarlos a los 6 meses del diagnóstico pero la diferencia no fue significativa.

Cuando se evaluó la relación peso-respuesta, se observó que los pacientes obesos tuvieron significativamente menor baja actividad de la enfermedad, menor buena respuesta, menor remisión y menor disminución de mediciones de evolución del DAS28 que la disminución mediana a los 6 meses del diagnóstico, esto se observó también en pacientes con sobrepeso, excepto al evaluar remisión. Así mismo, los pacientes con sobrepeso presentaron una menor disminución sobre la disminución mediana en los componentes subjetivos de DAS28 (dolor articular y EVA del dolor), no en los componentes objetivos (PCR e inflamación articular) solo a los 3 meses del diagnóstico.

Por otro lado, ellos hallaron que pacientes con sobrepeso en general tuvieron menor alcance en remisión del dolor que aquellos con peso normal a los 3 meses pero esto no se mantuvo a los 6 meses del diagnóstico. Lo mismo sucedió al evaluar la relación peso-respuesta en las evaluaciones del dolor, en donde pacientes obesos tuvieron menor disminución sobre la disminución mediana y menor remisión del dolor que aquellos con peso normal pero solo a los 3 meses del diagnóstico. En cuanto a los cambios en el HAQ no hubo diferencias entre los grupos. Luego de ajustar diferentes variables que influirían en el análisis, ellos no observaron diferencias entre pacientes con sobrepeso en general y peso normal en todas las variables estudiadas ni tampoco con los diferentes tratamientos recibidos.

El presente estudio nos muestra que aquellos pacientes con sobrepeso en general (MCT ≥25 kg/m2) al diagnóstico tuvieron menor posibilidad de alcanzar un buen control de la enfermedad de acuerdo a las medidas basadas en DAS28 y se mantuvieron doloridos durante la fase inicial de su enfermedad. Y en especial, los pacientes obesos presentaron menor baja actividad de la enfermedad, menor buena respuesta, menor remisión. Por otro lado, los autores del presente estudio, aclaran que si estos resultados son debidos a un efecto de MCT sobre la progresión natural de la AR o que esta afecta la respuesta al tratamiento con metrotrexato no sería posible determinarlo debido a que la mayoría de estos pacientes (86%) recibieron MTX y no hubo asociación con las diferentes categorías de MCT. Por lo tanto, de acuerdo con estos resultados, podríamos determinar que aquellos pacientes con AR y sobrepeso o, principalmente, obesos tendrían peor evolución de su enfermedad coincidiendo con las observaciones de Ellerby y col. donde los pacientes con AR establecida y obesos fallaron para alcanzar remisión durante los 3 años de seguimiento, infiriendo que este efecto negativo se mantendría en el tiempo.

Además, el aumento de la MCT puede presentarse solo o como componente del síndrome metabólico que ha sido implicado en la progresión o pobre evolución de pacientes con enfermedades autoinmunes, entre ellas lupus o AR. Como se observó en un estudio de 204 pacientes lúpicos de Puerto Rico, donde el síndrome metabólico estuvo asociado a mayor edad, menor nivel socioeconómico, falta de actividad física y mayor actividad de la enfermedad. Al igual que otro estudio de pacientes argentinos con lupus también mostró una asociación de este desorden con mayor daño acumulado. Esto también se observó en pacientes con AR y síndrome metabólico que presentaron mayor actividad y peor evolución. En el presente estudio no se valoró síndrome metabólico en estos pacientes que sería importante de tener en cuenta.

Así como destacar la importancia de la frecuente asociación entre el aumento de la MCT y la presencia de diferentes comorbilidades (eventos cardiovasculares, diabetes mellitas, dislipemia, etc.) que a su vez, podrían influir individualmente en la pobre evolución de pacientes con AR, en la falla para alcanzar remisión y en la falla de respuesta al tratamiento. En este estudio no se evaluaron comorbilidades asociadas pero si factores de riesgo como ser hábito tabáquico, bajo nivel socioeconómico y menor actividad física programada y continua aunque no hallaron asociación significativa con sobrepeso o peor evolución de la enfermedad.

Todos estos efectos negativos del sobrepeso y la obesidad en la evolución de pacientes con AR, podrían explicarse por los efectos proinflamatorios de las adipocitoquinas liberadas en el tejido adiposo y de marcadores de mayor actividad de la enfermedad (como ser PCR) relacionadas con peor evolución, pero, a su vez, existiría una controversia partiendo desde el punto que este tejido también produce cortisol y varias publicaciones mostraron un efecto protector del aumento de peso en la progresión radiológica. Por otro lado, el bajo peso y la disminución de la masa muscular también han sido implicados en una peor evolución de pacientes con AR, por ende, es imprescindible mantener un peso adecuado en estos pacientes.

Al leer este interesante trabajo, concluiría que nuestros pacientes con AR temprana o establecida y aumento de peso presentan mayor dolor, mayor limitación, menor posibilidad de alcanzar baja actividad y remisión, es decir enfermedad más severa. Todos nuestros pacientes, por ende, deberían mantener un peso normal mediante una dieta equilibrada, la implementación de programas de actividad física reglada y la disminución de factores de riesgo cardiovascular para mejorar tanto la calidad de vida como el pronóstico de su enfermedad.


¿Comentarios u observaciones adicionales? Apreciamos su opinión.

 
 
Image
 
 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Información Institucional . Servicios . Directorio de Socios . Actividades Científicas
Publicaciones . Investigación . Becas . Galería de Fotografías . Enlaces Relacionados
Desarrollado por:
Callao 384 Piso 2 Dto 6, CABA, Buenos Aires, Argentina. (C1022AAQ)
Tel: (+54 11) 4371-1759/1643